Se HaBla de Todo
Por: William Morles

¿Por qué gana Ghana?

Category: By William A. Morles

Hasta que alguien sacó la cara por África. Lo hizo Ghana, la selección más plana de las de la África negra junto a Nigeria. Porque Costa de Marfil tenía a su estrella Drogba y Camerún a su ídolo Samuel Eto'o, pero sin Mickael Essien, Ghana parecía un equipo simplón, sin la jerarquía que hace falta para figurar en un torneo así. Parecía que Alemania o Corea del Sur podían ser más. Parecía. Porque cuando la pelota comenzó a rodar, las "Estrellas Negras" mostraron saber vivir aún sin su foco de más brillo.

¿Cómo es que este equipo sin figuras logra ganar? Gran parte de la culpa es del jovencito Andre Ayew, quien ya había avisado en el Mundial sub-20 -donde Ghana sorprendió al quedar campeón- que se traía algo entre manos. En Suráfrica, el extremo se graduó a base de gambetas, recortes y cambios de ritmo. Ante Uruguay, su técnico lo va a extrañar pues estará suspendido.

Adelante ha brillado un Asamoah Gyan al que los dos penales anotados le han ayudado a tapar las múltiples falencias técnicas que tiene. El dorsal 3 de Ghana es tan extraño como su número en la espalda. Es capaz de hacer un golazo como el que le hizo en la prórroga a Estados Unidos, como también puede fallar alguna de las cien pelotas que envió al segundo piso del estadio en los tres partidos previos. Quizás fue el uniforme alterno, rojo con amarillo, el que logró sacar el alter ego de Gyan.

La aparición de Antonhy Annan es otra buena noticia. Habitual en el equipo durante la fase previa, el del Rosenborg aprovechó la baja de Essien para hacer con un puesto fijo. Una vez ahí respondió, sin el brillo del jugador del Chelsea pero con una limpieza de crack.

La fórmula ha resultado, sin el lesionado Essien y sin darle protagonismo a dos de sus jugadores de más renombre como Stephen Appiah o Sulley Muntari, Milovan Rajevac ha sabido sacar provecho a un equipo que ante Uruguay buscará superar la barrera histórica de los africanos, quienes nunca han podido superar los cuartos de final. Camerún en 1990, Nigeria en 1994 y Senegal en 2002 marcan ese tope. ¿Podrá superarlo?

Este artículo fue escrito por mi amigo Daniel Prat, lo recomiendo y lo pueden seguir por twitter @DanielPrat, espero su opinión
 

0 comments so far.

Something to say?

Comparte